Welcome to

CAMINO LOVE STORIES

... / CAMINO FRANCES / Luna de miel en el Camino

Luna de miel en el Camino

Los jóvenes polacos Maciej y Katarzyna Lichota, en 2010 aprovechan su luna de miel para recorrer el Camino de Santiago

Más de 3.000 kilómetros separan Polonia de Santiago de Compostela, una distancia considerable, sobre todo si una sexta parte se recorre a pie. Sin embargo, ni la lejanía ni las diferencias culturales o idiomáticas han supuesto ningún impedimento para que los jóvenes polacos Maciej y Katarzyna Lichota hayan optado por realizar un singular viaje de novios: peregrinar tres semanas por la milenaria ruta jacobea.

El matrimonio explica que hace dos años se plantearon pasar unos días en el Camino de Santiago, pero que finalmente no pudieron hacerlo, y que en 2010 han aprovechado su luna de miel. Mientras Maciej bromea con que la decisión final para su viaje de novios estuvo entre irse a una playa del Caribe o realizar la peregrinación hasta la tumba del Apóstol en Galicia, Katarzyna apunta que esta opción les parece una forma “más interesante” de celebrar su matrimonio, ya que creen que los típicos viajes son “más aburridos”.

Así que, una semana después de casarse en su país natal, se desplazaron a Burgos, donde el 31 de julio comenzaron su Camino con la vista puesta en Compostela.

camino2(3)

Pasados los primeros días como romeros, aseguran estar contentos de haber optado por una luna de miel peregrina, aunque se les ve visiblemente cansados, en especial a Katarzyna, quien reconoce que lo está pasando mal porque tiene problemas en el pie derecho.

Cargados cada uno con una mochila y protegidos del sol con gorros tipo explorador, la chica, de 25 años de edad y complexión pequeña, avanza apoyada en un bordón y con una sonrisa sólo interrumpida por alguna mueca de dolor, mientras que su marido, de 29 años y mucho más grande, lleva una cámara para registrar su viaje de novios con todo detalle.

Paso a paso, completan el tramo palentino del Camino Francés mientras charlan animadamente con un joven gallego residente en Irlanda y con un inglés. Precisamente Maciej, psicólogo de profesión, explica que para él lo mejor del Camino de Santiago es conocer a gente de diferentes países y ver el esfuerzo que hacen todos para comunicarse pese a hablar diferentes idiomas.

Por su parte, Katarzyna apostilla a su lado, un poco ruborizada, que para ella lo mejor esvivir esta experiencia con él. La peregrina polaca asegura que la ruta jacobea, muy diferente a su país natal tanto por los paisajes y los pueblos o ciudades que atraviesa como por aspectos de la vida cotidiana como la comida o la forma de ser de los españoles, está “muy bien”, que los paisajes son “muy bonitos” y que “la gente es fantástica”.

El matrimonio señala que el itinerario que lleva hasta la tumba del Apóstol Santiago en la capital gallega es bastante conocido en Polonia y que se suelen organizar excursiones para recorrer algunas etapas en grupo, pero que es raro que haya personas que realicen la peregrinación de forma individual.

Por eso, reconocen que a sus familias y a sus amigos les sorprendió que optaran por pasar su luna de miel en el Camino de Santiago, aunque ellos se muestran convencidos de que tomaron una decisión acertada.

Share on Facebook
Facebook
35Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comparte / Share...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

>> <<

>
Facebook